sábado, 18 de julio de 2020

ITZEHECATL, VIENTO DE OBSIDIANA.
POEMARIO DE MARÍA ELENA SOLÓRZANO

Dibujo de José Juan Castro Chávez


Por: Ana Marisol Reséndiz Pizarro

El año pasado la Editorial “Eterno Femenino Ediciones” publicó el libro “Itzehecatl, Viento de Obsidiana” poemario donde se reúnen un grupo de poemas escritos por nuestra gran poeta y cronista de Azcapotzalco María Elena Solórzano. Con esta serie de poemas se conmemoró la obra de Nezahualcóyotl y de los demás poetas del mundo náhuatl. En estos poemas se pone de manifiesto la simbología prehispánica mexicana  y sus múltiples elementos. Para complementar el concepto de lo mexicano y con ello también conmemorar el año internacional de las lenguas originarias, y como un homenaje a esta lengua ancestral hablada por los antiguos mexicanos, la obra aparece en español y en nauatl, mostrando así la belleza estética de ambas lenguas. Yo tuve el honor de hacer su traducción del español al nauatl, y a continuación presentó en este número de “La Hormiga en Línea” algunos de estos poemas que contiene este volumen, ilustrado por el pintor vecino de Azcapotzalco José Juan Castro Chávez.   

EN LA CASA DE LOS PÁJAROS
Las flores circundan labios
en la casa de los pájaros.
Los pétalos el ojo derecho cierran.
Murmullo de olas en todos los resquicios,
submarinos cantos

Frente al resplandor de una llama
se decanta la miel.

Mi piel se eriza,
mi carne se vuelve verde,
transparencia de esmeralda.
Se vuelve azul
cuando un rayo
trastoca los enlaces.

La niña de tus ojos,
incandescencia,
Luna creciente
en la pupila de lignito.

En la casa de los pájaros
gorjeos visten de sol las ramas.

Plumas caen y germinan.
Rojo rehilete hace jirones
la mañana.

Traducción: 
IN CALLI TOTOLMEH.
                       
In Xochimeh yahualaloa tentlimeh
In calli totoltlmeh
In xochizuatlmeh in ixtelolotl mayecantli
Yamancacuicatl in ateteoeyomeh
In nochi coyoctli
Atltepozcamitl cuicatlmeh

Icah in tonameyotl
tlanezi zente tlecomoctli
I xixime niuctlo

No cuetlaxtli i acoui
no nacatli cuepa xoxoltic,         
Atescatli quetzalli chalchiuitl
I cuepa matlaltic
Quenin zente tetlelt tlauetequi
Amana in nemictiliztlimeh

In cihua pilzinlti icah nemi to ixtelohtlimeh
Miac tetlalili
Omazic Meztli
Icah ixteuhtli ipampa xoxtlalia

In calli totolmeh
I cuicaltl tototlmeh i tlaquentia 
tonalli iuan cuaumaitl

Ilhuitlmeh i temo iuan i pixoa
Chichiltic xochiamatl
i chiua tlahcontontli iquitiuautli
In tlanezi.

OCELOTE
                            
Un relámpago asusta a la llovizna,
mientras un toque de campana
agrede este silencio. La niebla.

Adivino tu existencia.

Lloverá sobre tu piel ceniza.

En el risco irrumpe tu rugido.

Enceguecido por la tarde
arremetes al viento en el ocaso.

Negarás la historia de tu nombre.

Disuelta la esperanza
indecible será el fin de nuestra especie.

En el camino de parda lejanía
el barro tus huellas ya tenía.

Estalla la voz tras la montaña.

Doblan las nubes por la aurora,
el aroma a pino se desata.

Magma de luz en las tinieblas,
Profecía de vida:
el ocelote austero se vislumbra.

En los códices transpira su memoria.

Traducción: 
OCELOTL

Zente tlauetequi i momautia in quiaui,
Ihcuac zente quiquizoa tlalziliniztli
I postequi inon mocauailiztli. In ayauitl
Ni tlachixqui mo nemiliztli
I quiauiz ipampa mo cuetlaxtli tleconextli

In teueueyac calaquia mo tecoyoliztli
Ixpopoyoti ipampa teotlac
Nalmiqui ehecatl onaqui tonatiuh
Amo in nemiliztli i tocal
Neneola in netemachicayotl tlamiliztli
Amo tocal icah tlacameh tlamilizli
to tlaxeloliztliIn octli iztateocuitlacuilli
In azoquitl icah tequisnezcayotl.
Xitontlanilli tozquitl icuitlapan In tepetl 
I cuelpachoa mixtimeh In tlauztli tlanezi.
Inequistli ocotl i totoma
Hueyi tlanezi ipampa in tlayoualotl
Tlatopaitoliztli nemiliztli
In ocelotl mazeulli icah ita zan tepitzin.
In tlahpatolli amoxtin i neitonalia i tlalnamiquiliztli



VEINTE FLORES

Desnudándose de luz
el sol llegó como sonaja.

Veinte flores, veinte:
Cempoaxóchitl.

Entre la humedad de la llovizna
aparece el camino de la niebla.

Herida por el viento
en las redes del agua se deshoja.

Como ardientes dardos
caen sus pétalos de cera.

Marisma de azafrán
-campo abierto del verano-
entre la hierba duerme.


 Traducción: 
CEMPOAXOCHITL

I xipetza tlanezi
Tonalli uala quenin ayacachtli
Cempoaxóchitl. cempoalli
Atitlan In cuechauac ipampa i quiaui chihipini
In poliui icah  octli icah ayauitl

Palaxtli pal ehecatl
In matlatlmeh pan atl i xipeua
Quenin totonqui amimitl.
Olinia i xochicualmeh xicocuiltatl

Hueatl apancayotl costimalinalli
-ixtlauamili tlapouqui  xupanltlan-

Titlan in malinalli i cochi.


MARIPOSAS DE OBSIDIANA

Regresan los guerreros,
mariposas de obsidiana.

Espumea el chocolate,
la tierra ataviada
con mantos de sonido,
inquietas descienden las manos.

Hay que reinventar la lluvia.
Los papagayos parlotean,
los ruidos el aire enriquecen.

Mientras el atabal percute rojos
y el corazón departe con el aire,
hay que bailar encima del tabaco.

Antes que se marchiten las corolas
y las nubes desciendan volveremos.

En las manos del agua queda el canto.


Traducción: 
ITZPAPALOMEH

Uala in yaotlmeh
itzpapalomeh
I potzonia in chocólatl,
In tlalli icah motopalquezqui
itic tlapachiuacáyotl,
Anequimeh
Intemo ain maimeh.
tic tleic cuepapiqui quiauitl.
In alomeh chicaloc tlahtoc,
Inxitecuicaliztli
inehecatlcuiltonoa.

In oquic in ueuetl miac nahuatl chichiltic.
iuan yolotzin itoa ehecatl,
Chiua mitotializtli yetl.
Achto tleic i piliui in tzoncomitlmeh
Iuan mixtlímeh temo yeni uala.
In maitlmeh atl icah cuica


No hay comentarios:

Publicar un comentario